PROPUESTA DE EXPRESIÓN ESCRITA PARA EL MEDIEVO

En clase se respira ambiente medieval, por lo que propongo a los alumnos que se inspiren e imaginen que son un personaje de la época, que explica en primera persona un momento emocionante de su vida.

15 febrero 2010

ARNALDO, CABALLERO DE LA CORTE de Júlia Castellví

Vivo a las afueras de un pueblo llamado San Román. Mi nombre es Morgana y tengo un hijo al que llaman Arnaldo. Estuve casada años con un caballero de la corte, pero al morir todo se vino abajo, no llegábamos a pagar todo. Los años iban pasando y mi hijo iba creciendo sin conocimiento de la ciencia y sin poder aprender a leer y escribir. Únicamente, Arnaldo iba aprendiendo algunas cosas gracias a los libros que encontró en la habitación de su querido padre. Pero al principio él no me dijo nada al respecto por miedo al fracaso.
Más tarde entendió que tarde o temprano lo descubriría. Muy al contrario de lo previsto, cuando lo supe di gracias a Dios por haber mantenido esos libros en mi poder. Desgraciadamente a los 16 años mi amado hijo Arnaldo se tuvo que ir a la guerra y mi corazón y mi cuerpo se vinieron abajo.
Pasaron los años y mi hijo no venía, hasta que un día oí unas trompetas que anunciaban la llegada de los caballeros. Yo toda ilusionada fui corriendo hasta esos cuerpos de hierro y entre muchos vi a mi querido Arnaldo. Él me dijo que durante los años que estuvo leyendo los libros de su padre y estudiándoselos, creció como persona en sabiduría y esto le dio la oportunidad de ascender rápidamente en la orden de caballería. Es por eso que me dio las gracias efusivamente por no haberlos tirado. Pero curiosamente él no vino solo; de entre medio del grupo de caballeros apareció una mujer con un hijo entre los brazos. Arnaldo me dijo que era su familia, Carolaine su mujer y Sofía su hija de 1 año. Al cabo de unos años, Arnaldo consiguió un trabajo en la corte como traductor de libros, gracias a su voluntad de aprender en la infancia.